Lactancia

Salas de lactancia ¿Un escondite para dar el pecho?

salas de lactancia escondite para dar el pecho banner

Las salas de lactancia son espacios destinados al cuidado, alimentación e higiene de bebés y niños.

Se encuentran en lugares públicos como centros comerciales, restaurantes, museos y aeropuertos.

En España cada vez es más frecuente encontrar salas de lactancia aunque siguen siendo escasas y con frecuencia no están debidamente equipadas.

Salas de lactancia. ¿Un escondite para dar el pecho?

Soy firme defensora de la lactancia materna en público. Pero no todas la mujeres se sienten cómodas haciéndolo.

Estos espacios proporcionan intimidad y pueden favorecer una lactancia materna a demanda cuando el pudor la limita.

Que existan salas de lactancia no es razón para que una mujer no de el pecho donde le plazca.

Yo misma, que doy el pecho en cualquier lugar, hice uso de ellas al inicio de la lactancia cuando tenía dificultades. Ahora que mi hijo es más mayor a veces necesitamos un entorno más tranquilo.

Por otro lado, no sólo son útiles para las madres lactantes.

En una sala de lactancia se puede dar un biberón. Cambiar el pañal y asear al bebé.

Sería más apropiado hablar de espacio para bebés porque una sala de lactancia no sólo es para dar el pecho.

Qué debería ofrecer una sala de lactancia

salas de lactancia nursing room 1

  • Libertad de uso. No son escondites para las madres lactantes. Son una opción.
  • Tranquilidad. Un lugar donde se atiende a bebés debe estar insonorizado y ubicado en un lugar tranquilo.
  • Espacio. He visto salas de lactancia ridículamente pequeñas en las que ni siquiera entraba un carro.
  • Accesibilidad. Hay empresas que optan por tener la sala de lactancia cerrada con llave. Entiendo que es para evitar un mal uso. En esos casos debería haber un medio sencillo y rápido para solicitar la apertura.
  • Limpieza escrupulosa. Extensible a los cambiadores de los aseos públicos.
  • Ubicación en zona mixta. No junto a los aseos.
  • Separación física entre la zona de lactancia y el cambiador. Nadie come junto a la taza del váter, ¿verdad?
  • Butaca o sillón. A ser posible amplio. Recuerdo una sala de lactancia con una silla de tijera de madera como único asiento.
  • Iluminación suave. Los fluorescentes cegadores no ayudan para crear el ambiente acogedor y relajado que necesita un bebé.
  • Cambiador. Limpio.
  • Lavabo con temperatura del agua regulable y jabón neutro.
  • Dispensador de papel. Con papel.
  • Perchero.
  • Estante o mesa para dejar bolsos, pañales, etc.
  • Timbre o interfono para emergencias. Y personal pendiente de las posibles llamadas.

Extras deseables en una sala de lactancia

  • Asiento para el acompañante.
  • Microondas. Para preparar biberones y calentar alimentos.
  • Juguetes. Especialmente para los hermanos que tienen que esperar mientras se atiende a otro bebé.
  • Pañales desechables y toallitas.
  • Cojín de lactancia o varios cojines grandes.
  • Tope para sujetar la puerta. Para esos momentos en los que tienes que hacerlo con el trasero porque no te quedan manos libres.
  • Al menos dos salas de lactancia en centros comerciales y grandes espacios.

Uso de las salas de lactancia

Salas lactancia España nursing room

  • Cuidad las instalaciones. Si algo se mancha debemos limpiarlo o avisar al personal de limpieza. Cerrar grifos y tirar el pañal en el contenedor son obviedades, pero…
  • Usad sin abusar. Cuando una empresa cuida los espacios destinados a los niños y ofrece, por ejemplo, pañales o juguetes, no es para que nos los llevemos a casa.
  • Controlad el tiempo de uso respetando siempre el que necesite el niño.

Queda mucho por mejorar. No olvidemos que aún hay muchos espacios públicos en los que ni siquiera encontramos cambiador en los aseos.

Los espacios destinados al cuidado de los más pequeños son necesarios, favorecen la lactancia materna y su normalización. Facilitan la integración de los niños y las familias en los espacios de uso común. Por ello es importante mantenerlos y hacer un uso adecuado de ellos.

¿Qué consideras esencial en una sala de lactancia? ¿Cuáles son las mejores y peores salas de lactancia que has encontrado?


Si quieres estar al día de las últimas publicaciones no olvides suscribirte.

5 comentarios sobre “Salas de lactancia ¿Un escondite para dar el pecho?

  1. Pues no he estado en ninguna, una vez pedí entrar para dar el biberón y me dijeron que no porque era para dar el pecho. De todos modos, como tu dices nadie debería esconderse, aunque hay madres y bebés que están más tranquilos en una sala aparte, aunque según cuentan algunos son peor que un wc….
    Un beso guapa

    1. Lo que te ocurrió, al decirte que no podías entrar a dar el biberón, es un claro ejemplo de cómo las salas de lactancia se ven con frecuencia como un lugar donde esconderse para dar el pecho. Al final es una doble discriminación. A la mujer que amamanta se la discrimina porque tiene que ocultarse y a la que da el biberón porque no puede disponer de ese espacio para alimentar a su hijo con tranquilidad.

  2. Muy buen post. Yo he probado algunas, sobre todo cuando era Vera mucho más pequeña, y lo he hecho porque me resultaba cómodo darle el pecho sentada, y ya que sacábamos a la niña de la mochila aprovechábamos muchas veces para un cambio de pañal. Hay de todo, algunas están bastante bien, pero otras tienen hasta wc, con lo cual el olor y la higiene, deja mucho que desear… como bien dices, a nadie le gusta comer en el baño… Ahora si necesito utilizarlas es más bien porque mi hija está en un momento en el que si está fuera de casa rechaza la teta, pues se muere por saludar a cualquier persona que pase por nuestro lado o le interesa curiosearlo todo, con lo que pospone su hambre sin parar… con lo que me viene bien para estar tranquilas y sin distracciones, que si no no hay manera de que se enganche… Eso sí, las utilizo porque quiero y cuando quiero, que a mí lo de sacarme la teta me da bastante igual, de hecho creo que viene bien para visibilizar la lactancia el dar de mamar donde sea… Pero eso no quita que estas salas sean también necesarias y que cada día las actualicen un poco más pensando en la comodidad bebé/mamá. Un abrazo guapa!

    1. Las salas de lactancia deberían ser, como bien dices, un espacio cómodo y adecuado para madres y bebés. Lo que dices de las distracciones es también lo que a nosotros nos ha llevado a utilizarlas más en determinados momentos. No son escondites pero pueden ayudar a aquellas mujeres que no se sienten cómodas amamantando en público. Un abrazo y gracias por comentar 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Ángela Jiménez como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales solicitados es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. El hecho de no introducir los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia no poder atender tu solicitud. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de WordPress (operador de web). Ver la Política de privacidad de WordPress. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mamalanuguita@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi Política de Privacidad y Política de Cookies.