Cuidados del Bebé·Maternidad·Salud

Dermatitis atópica en bebés y niños

dermatitis atópica bebés y niños banner

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica (o eccema atópico) es una enfermedad inflamatoria de la piel, crónica y no contagiosa que afecta, de forma cada vez más frecuente (un 10% de la población mundial), a bebés, niños y adultos.

La piel es muy seca y reactiva. Habitualmente presenta dos fases: activa (brotes) e inactiva (interbrotes).

Por lo general se manifiesta por primera vez en bebés menores de 6 meses y mejora, en un 80% de los casos, antes de la adolescencia.

La zona afectada más común en los bebés pequeños es la cara, apareciendo zonas secas en el cuero cabelludo, frente, alrededor de los ojos y tras las orejas.

En niños más mayores los eccemas se localizan con frecuencia en los pliegues de la flexura del brazo y detrás de las rodillas.

¿Qué causa la dermatitis atópica?

  • Genética. Si uno de los padres es atópico, el niño tiene en torno a un 50% de riesgo de serlo, si lo son ambos el porcentaje aumenta hasta el 80%.
  • Edad de la madre en el embarazo. Cuanto mayor es la madre al dar a luz hay mayor probabilidad de que el bebé acabe sufriendo dermatitis atópica.
  • Género. Hay mayor incidencia en mujeres que en hombres.
  • Contaminación y clima. Vivir en ciudades con altos niveles de contaminación aumenta el riesgo. También las temperaturas extremas de frío o calor pueden desencadenarla o agravarla.

    dermatitis atópica piel atópica bebé 1
    Dermatitis atópica. Áreas afectadas según edad.

El ciclo atópico

Durante los brotes la piel aparece enrojecida, descamada, hinchada, con picor y dolor, a veces con ligero sangrado. Durante los interbrotes los síntomas son piel seca, áspera y tirante y ligera descamación.

Una piel seca e irritada deriva en inflamación y picor. El picor constante provoca un rascado constante, especialmente en bebés que no pueden controlarlo. El rascado rompe la barrera de la piel lo que favorece la infección y esto, a su vez, provoca mayor irritación, dolor e inflamación.

dermatitis atópica piel atópica bebé 1

La dermatitis atópica no tiene cura pero en torno al 80% de los niños mejoran antes de los 7 años. El eccema puede desaparecer pero la piel será seca e irritable durante toda la vida, por lo que momentos de tensión o estrés pueden desencadenar nuevos brotes.

La prevención se basa en mantener la piel permanentemente hidratada. Los productos emolientes aportan a la piel lípidos y la mantienen protegida frente a agentes irritantes, previniendo los picores y reduciendo la frecuencia de los brotes.

Consejos para el cuidado de las pieles con dermatitis atópica

dermatitis atópica bebés y niños

  • Hidratación diaria y constante. Utilizar productos indicados para pieles atópicas al menos dos veces al día y repetir la aplicación siempre que sea necesario.
  • El baño diario puede ser perjudicial ya que se elimina la capa de grasa natural que protege la piel. Es mejor bañar a nuestro bebé tres veces a la semana, manteniendo una higiene de limpieza diaria el resto de días. El agua debe estar tibia pero no demasiado caliente.
  • No usar suavizantes para la ropa. La colada con la ropa del bebé debería hacerse siempre separada de la del resto de la familia, sin aditivos ni suavizantes.
  • Usar baberos o bandanas cuando el bebé empieza a llevarse las manos a la boca. Evitaremos así que la saliva les caiga al cuello e irrite la piel. También su uso previene que las regurgitaciones de leche, que son ácidas, provoquen irritaciones.
  • Mantener las uñas cortas. Los brotes de dermatitis atópica son muy molestos y causan gran picor por lo que es casi imposible evitar que se rasquen. Si tienen las uñas cortas minimizaremos el riesgo de que se hagan heridas.
  • Cambiar el pañal con frecuencia. La piel del culito es especialmente sensible por lo que es importante mantener la zona limpia y seca.
  • Probar diferentes cremas y lociones. Descartar cosméticos con perfumes y parabenos y, a ser posible, que sean indicados para este tipo de piel.
  • Usar ropa de algodón y tejidos naturales. Evitar los tejidos sintéticos que no transpiren.
  • Evitar los cambios de temperatura bruscos. Ni el calor ni el frío extremos son amigos de las pieles reactivas. Tratar de mantener la temperatura de casa en torno a los 23ºC y buscar lugares bien aclimatados.
  • Baños en el mar. El agua de mar mejora mucho el estado de la dermatitis atópica.

Qué hacer durante los brotes de dermatitis atópica

Cuando hay picor intenso algunos pediatras utilizan antihistamínicos orales. Esto evita que los pequeños se rasquen, especialmente durante la noche, lo que puede causar heridas y aumentar la irritación.

Durante los brotes de dermatitis atópica la piel presenta placas enrojecidas y para tratarlas se aplican cremas con corticoides.

Hay muchas dudas en torno a las cremas con corticoides pero utilizadas correctamente, siguiendo las pautas del pediatra, no son perjudiciales.

Los brotes de dermatitis atópica son muy molestos, alteran su calidad de vida y el descanso.

Insistir siempre que sea necesario para que os pauten un tratamiento ya que con frecuencia los brotes no mejoran con los cuidados preventivos.

Productos para cuidar la piel atópica

dermatitis atópica bebés y niños 1

Tener un bebé con piel atópica y brotes de dermatitis atópica implica probar decenas de cremas, lociones y pomadas.

A día de hoy, es la línea para pieles atópicas de Instituto Español la que mejor resultado nos da.

En caso de producirse heridas, algo habitual durante los brotes debido al rascado, debemos evitar las lociones que tengan alcohol y perfume. Una buena opción es el gel puro de aloe vera, que calma la irritación y el picor, además de favorecer la curación de la piel.

 

¿Tu bebé tiene dermatitis atópica? ¿Cómo cuidas su piel? ¿Qué productos utilizas?

12 comentarios sobre “Dermatitis atópica en bebés y niños

  1. Sí! Suavinex también es buena marca. Durante el primer brote del peque usamos unas muestras de la cremita facial que me dio la Matrona y le fue bastante bien. Muchas gracias por leerme y por tu comentario 🙂 🙂 Un beso!!

  2. (Me refiero a cuando lo publiques porque te apetezca, no porque lo tenga Bebé Lanuguito!) Entendido jajaja Yo te leo al revés, como ya has pasado por las etapas que nosotros vivimos me ayudas un montón. Los problemas de piel me temo que cada vez son más frecuentes por la contaminación ambiental, la calidad de los alimentos y todos los tóxicos que nos rodean. A mi me trae de cabeza! Un beso!

    1. Pues sí… La verdad es que al principio nos preocupamos un montón, porque no había manera de que nos hicieran caso en el médico, en parte porque cuando íbamos ya no los tenía (urticaria, aparece y desaparece, luego nos lo explicaron cuando por fin se me ocurrió llevarles fotos…) Luego poco a poco nos fuimos acostumbrando y reaccionando con calma y resignación, y era la gente que lo veía en pleno momento “brote” que alucinaba y se asustaba… Luego encima nos dieron aquí un medicamento que en España retiraron y en España uno que aquí no dan a menores de 2 años… Inspira mucha confianza!! 🙁 Un beso!!

  3. ¡Hola! Todas las inflamaciones, incluso esta, tienen mucho que ver con la alimentación. Gluten y lácteos fundamentalmente… No sé si has leido el libro “Cerebro de pan” de un neurólogo americano… pone los pelos de punta. En casa estamos reduciendo el consumo de gluten, no es fácil, pero es una proteina que aunque no seamos ni alérgicos ni intolerantes causa mucho daño a nuestro organismo. Mi hija mayor tuvo brotes en la primera infancia pero hoy ya no tiene nada por suerte. Aparte de los buenos consejos que mencionas, yo retiraría los alimentos que tienden a tener mala materia prima de base: refinados, lácteos no ecológicos, azúcares y gluten. Suele haber mucha mejoría.
    ¡Gracias!

    1. Es cierto lo que dices. El cuerpo es un todo y muchos problemas de piel se relacionan con intolerancias y alergias alimentarias. El problema es que a nivel médico no se suele estudiar de forma global la salud y en cuanto a la dermatitis atópica con decir que “no se saben las causas y no tiene cura” te dan el boleto. Nosotros intentamos llevar una alimentación muy natural, evitando, sobre todo el pequeño, los alimentos procesados. Tendremos que ir descartando cosas y confiar en que con la edad mejore. Muchas gracias por la información que es muy valiosa. Un abrazo.

  4. Se que eso de “yo he usado” no siempre es buena opción, un médico es quién debería recomendar, pero yo con el mayor me gasté un dineral en cremas de farmacia y nada, y lo que al final me ha funcionado super bien es la crema nivea de toda la vida, y si lo tiene muy mal rosa mosqueta más nivea. Espero que le mejore reina, un beso!

    1. Nosotros seguimos buscando productos y tienes razón que a veces los menos sofisticados pueden dar mejores resultados. Fíjate que los aceites no le van nada bien. Todos los productos con base oleosa le causan más irritación 🙁 Gracias por la recomendación. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Ángela Jiménez como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales solicitados es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. El hecho de no introducir los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia no poder atender tu solicitud. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de WordPress (operador de web). Ver la Política de privacidad de WordPress. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mamalanuguita@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi Política de Privacidad y Política de Cookies.