Crianza·Reflexiones

Educar a un hijo sin estereotipos de género

educar a un hijo sin estereotipos de género banner

Educar a un hijo sin estereotipos de género es necesario para que en el futuro la sociedad sea más igualitaria y libre.

Me preocupa que mi hijo crezca en un mundo en el que por ser hombre tenga más oportunidades pero a costa de demostrar algo que tal vez no sienta ni desee.

No quiero que por ser hombre se vea obligado a ocultar sus lágrimas ni que su sensibilidad sea juzgada.

Me asusta que viva en un mundo que justifica que los hombres sometan a las mujeres.

Sexo y género

Lo primero que deberíamos tener claro es la diferencia entre sexo y género.

El sexo lo determina la naturaleza. Nacemos con sexo masculino o femenino.

En cambio, el género, lo que entendemos como varón o mujer, es resultado de la educación y el aprendizaje, pudiendo ser dirigido y manipulado desde la infancia.

La sociedad y la cultura en la que vivimos establecen características emocionales, intelectuales y afectivas propios de hombres y de mujeres.

El mensaje final es que hombres y mujeres tienen más diferencias que similitudes.

Los niños no lloran. Las niñas son más cariñosas.

Cuántas veces habremos escuchado frases del estilo “Los niños no lloran” o “Las niñas son más tranquilas y cariñosas”.

En nuestra sociedad las niñas son (o “deben” ser) tranquilas, cariñosas, organizadas y habladoras. Los niños, por su parte, son activos, atrevidos y revoltosos.

educar a un hijo sin estereotipos de género 1

Qué prefieres, ¿niño o niña?

Cuando esperamos un bebé ésta es una pregunta recurrente.

Personalmente nunca me importó demasiado el sexo y solía responder con un tópico muy cierto. Quería que estuviera sano.

Durante los primeros meses de vida los bebés necesitan ser alimentados, aseados, abrigados y protegidos. Todos por igual, niños y niñas. 

Aún así, desde que un bebé nace la ropa se diferencia por colores y estilos. Los juguetes son rosas o azules, de princesas o de robots.

Incluso, a la hora de sostenerlos tendemos a ser más delicados con las niñas que con los niños.

Son detalles de los que muchas veces ni siquiera somos conscientes. Es el resultado de nuestra propia educación.

Quizás por eso se sigue pensando que las madres quieren tener niñas y los padres niños.

educar a un hijo sin estereotipos de género 2Roles de género

El rol de género es el conjunto de normas sociales y de comportamientos considerados apropiados, dentro de una cultura, para las personas de un sexo determinado.

Los roles determinan las acciones de las personas en función de su sexo.  Las mujeres somos sensibles, emocionales, débiles y dependientes. Los hombres son fuertes, decididos, independientes y objetivos.

Estereotipos que se han ido transmitiendo como una creencia de lo que deben ser y hacer mujeres y hombres.

Aunque la sociedad evolucione positivamente, los roles de género están muy interiorizados y condicionan la educación de los niños.

Las niñas juegan con muñecas y realizan actividades tranquilas porque los roles femeninos están enfocados al ámbito doméstico, a la reproducción, la crianza y los cuidados.

Los niños juegan con coches y practican deportes ya que los roles masculinos se asocian a tareas físicas y productivas en el ámbito público.

educar a un hijo sin estereotipos de género 3

Educar sin estereotipos de género

Aunque biológicamente hombres y mujeres somos diferentes todos somos seres humanos y educar en igualdad de género no es sólo deseable sino necesario.

No se trata de educar sin género ya que los seres humanos nacemos con cerebro (que no órganos genitales) femenino o masculino.

Educar sin estereotipos de género es permitir que los niños exploren con libertad su personalidad y sus habilidades.

Es dejar que elijan el color de su ropa sin plantearnos que el rosa es de niñas y el azul de niños. Es que jueguen con muñecas, que nos ayuden en la cocina, que salten y corran tras un balón.

Los padres podemos educar sin estereotipos de género dejando atrás muchas de las cosas que hemos aprendido. Besando, abrazando y mimando por igual a niños y niñas. Observando más e interviniendo menos para que sea su personalidad la que se imponga.

Sobre todo, siendo su ejemplo. Cuidando el lenguaje, siendo respetuosos con los demás y liberándonos de prejuicios.

Educar con el ejemplo no es una forma de educar, es la única.


Si quieres leer más sobre crianza y estar al día de las últimas publicaciones no olvides suscribirte al blog.

6 comentarios sobre “Educar a un hijo sin estereotipos de género

  1. Muy interesante y muy buen post. Hacen falta reflexiones así. Es que ya al nacer los marcamos sus roles ¿Niña? Vestido rosa y muñeca. ¿Niño? Pantalón azul y coches. no los dejamos elegir libres .
    Lo comparto, un abrazo!

  2. Son muchos los prejuicios y estereotipos con los que hemos crecido. Por eso es importante trabajar nuestro propio comportamiento a la hora de plantear la educación de nuestros hijos. Mil gracias por tu comentario. Un abrazo.

  3. Gracias Marta. Afortunadamente somos muchos los que vamos tomando consciencia a la hora de educar a nuestros hijos. Un abrazo.

  4. Me idenifiden totalmente con este tipo de crianza en cuanto al género. Nosotros somos anti estereotipos de cualquier tipo y la de veces que nos hemos topado con gente que no entiende como es que los chicos tienen muñecas o usan colores de ropa que no son para”chico”… Un beso y me gustomucho el post 👏♥️

    1. Aún la sociedad está muy influenciada por los roles de género. Es algo que irá cambiando gracias a que las nuevas generaciones van a crecer con una educación mucho más abierta. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Ángela Jiménez como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales solicitados es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. El hecho de no introducir los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia no poder atender tu solicitud. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de WordPress (operador de web). Ver la Política de privacidad de WordPress. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mamalanuguita@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi Política de Privacidad y Política de Cookies.