Lactancia·Maternidad

Sintonización del pezón en la lactancia materna

sintonización del pezón lactancia materna banner

La sintonización del pezón es frecuente en la lactancia materna.

No es una manía sino un reflejo instintivo con una función.

Reflejo de sintonización

La costumbre de algunos bebés de tocar, apretar y estirar el pezón del seno que queda libre como si estuvieran buscando una emisora de radio se llama reflejo de sintonización.

La sintonización del pezón estimula el reflejo de eyección de la leche.

Mientras se alimentan de un pecho estimulan el otro para que la producción de leche se mantenga de forma constante.

sintonización del pezón lactancia materna 1

Desarrollo motor a lo largo de la lactancia materna

Durante las primeras semanas de vida la escasa movilidad de los bebés no les deja mucha más opción que succionar y dormir.

A medida que crecen el desarrollo motor y cognitivo hace que cada vez interactúen más con su entorno.

De pronto, el vuelo de una mosca puede distraerlos y hacer que giren la cabeza, por supuesto sin soltar el pezón que tiene en la boca.

Según adquieren habilidades y aumenta su movilidad el amamantamiento se convierte en algo mucho más activo.

Piernas que suben y bajan. Pies plantados en la cara de mamá. Brazos girando. Manos golpeando. Dedos pellizcando.

En torno a los 8 meses muchos niños descubren la sintonización del pezón y sus virtudes.

No sólo estimulan con ella el reflejo de eyección, pudiendo pasar de un pecho a otro y disponer de leche materna al momento, sino que así conectan de forma íntima con su madre y se relajan.

sintonización del pezón lactancia materna 2

Si la sintonización del pezón es una dificultad

Si entendemos el reflejo de sintonización del pezón como algo instintivo probablemente lo asumiremos como algo normal en nuestra lactancia materna.

Sin embargo, el hecho de estar amamantando y tener el otro seno en manos de nuestro hijo puede provocar algunas dificultades.

  • Molestias y dolor. Cuando los niños crecen también lo hace su fuerza. Lo que inicialmente parecían caricias pasan a ser apretones y pellizcos dolorosos.
  • Incomodidad en ciertas situaciones sociales. No siempre queremos tener ambos pechos al descubierto.
  • Pudor y sexualización del pecho. Cómo nuestra sociedad sexualiza constantemente el pecho femenino es algo de lo que ya he hablado en anteriores publicaciones. Se puede mostrar un gran escote pero el pezón siempre se censura. Así, que un bebé o un niño manipule los pezones de su madre puede ser objeto de críticas y juicios negativos.

Estrategias para llevar mejor el reflejo de sintonización

Es posible recurrir a una serie de estrategias para que la sintonización del pezón no se convierta en un obstáculo para la lactancia materna.

  • Las uñas cortas son esenciales si queremos disminuir la sensación de dolor cuando les da por pellizcar y apretar con fuerza.
  • Mantener tapado el pecho libre con la ropa o el sostén. Eso sí, esto puede servir cuando son más pequeños porque para un niño de dos años no hay prenda que se interponga entre él y la teta.
  • Sostener el brazo y la mano, jugar a chocar los cinco o darle besos. A veces funciona (a veces)
  • Distraer con algún objeto como los collares de lactancia. De ese modo la necesidad de tocar y apretar puede redirigirse del pecho al objeto. Personalmente no los he probado y, aunque no dudo de su efectividad, realmente no cubrimos el instinto mamífero de estimular la producción de leche.
  • Ofrecer el otro pecho. Especialmente cuando la sintonización del pezón se vuelve muy intensa el ofrecer el otro pecho puede aliviar su necesidad.
  • Pedir al niño, con mucha suavidad y comprensión, que deje descansar a la tetita cuando sus gestos nos molestan o hacen daño.
  • Negociar con dónde y cuando se puede tocar el pecho de mamá. Si no nos molesta en casa pero no queremos que lo haga fuera es posible alcanzar un acuerdo.

sintonización del pezón lactancia materna 3

La sintonización del pezón es muy frecuente y la mayoría de los niños la hacen en algún momento. Hay casos en los que se consigue redirigir y desaparece. También puede prolongarse durante toda la lactancia.

Una vez que entendemos por qué nuestro hijo toca y aprieta el pezón y el pecho podemos integrarlo en nuestra lactancia de forma natural.

Lo más importante es buscar el punto en el que seguir disfrutando de la lactancia materna, sin limitar las necesidades del niño pero sin sufrir por ello.

Y tú, ¿qué tal llevas la sintonización del pezón?


Si quieres estar al día de las últimas publicaciones no olvides suscribirte.

7 comentarios sobre “Sintonización del pezón en la lactancia materna

  1. Ay madre, ODIO cuando mi niña hace eso 🙈

    AsA que q ver si me cargo de paciencia y sigo los consejos que pones, porque es algo que me remata 😅😅😅

    Gracias por este post tan completo!!! 😘

    1. A veces se hace difícil. Resulta molesto y doloroso. Yo misma alguna vez he tenido que apartarle porque me ponía de los nervios. Las estrategias para hacerlo más llevadero funcionan y saber que es algo normal también. Nos queda tener paciencia 😀 Un abrazo!

    1. Esos momentos pellizco con la uña…. uffff Parece que te va a atravesar. Eso sí, los pezones demuestran ser muy resistentes y flexibles 😀

  2. Uf bizcochilla lo hacía y digo hacía porque se esta destetando ella sola con casi ocho meses ya no quiere teta por mas que se la ofrezca y si la coge da un chupetón y llora porque no sale tan rápido como ella quiere. creo que se termino la lactancia para nosotras, porque claro al comer menos cada vez sale menos y al final se me cortara. jo.
    Un abrazo.

  3. Jajaja, me ha encantado el post porque me veo muy reflejada. En mi caso es que además de hacer todo eso quiere que tenga los dos pechos al aire siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Ángela Jiménez como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales solicitados es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. El hecho de no introducir los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia no poder atender tu solicitud. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de WordPress (operador de web). Ver la Política de privacidad de WordPress. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mamalanuguita@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi Política de Privacidad y Política de Cookies.