Crianza·Familia

Tener un hijo único

tener un hijo único hijos únicos ser hijo único banner

Soy hija única y nunca he añorado tener hermanos. No creo ser egoísta, egocéntrica ni tener problemas para socializar.

Soy madre de un hijo que, salvo sorpresa, será hijo único. Por elección. No soy una madre sobreprotectora ni exigente y confío en que mi hijo seguirá siendo tan sociable y alegre como ahora.

Los hijos únicos nos enfrentamos a una imagen estereotipada de soledad, egoísmo y personalidad retraída. Cuando era niña no tener hermanos era algo raro. Así la pregunta “¿No quieres un hermanito?” era muy frecuente. Cuando respondía que no, que no quería tener un hermanito, el comentario habitual era “Ayyyy, para que no te quite tus cosas… pero eso no puede ser, guapa, hay que compartir”.

Ser hijo único te convertía en un ser egoísta y huraño, que no jugaba con otros niños, encerrado y rodeado de caprichos, mimado y protegido en exceso.

Claro que hay hijos únicos egoístas y egocéntricos, pero ¿acaso todas las personas individualistas y consentidas son hijos únicos?.

Crecer sin hermanos marca nuestra evolución y personalidad. También lo hace crecer con un hermano diez años mayor, con cinco hermanos pequeños, sin padre o sin madre, con los abuelos o con tíos y primos viviendo puerta con puerta.

Soledad y compañía

tener un hijo único hijos únicos ser hijo único niño escondido solo soledad individualismo egoísmo Vivimos en un mundo en el que la soledad y el silencio se valoran negativamente.

La soledad no buscada nos hace sentir mal pero la compañía forzada tampoco nos hace sentir realmente bien.

El no tener hermanos no convierte a las personas en tristes solitarios.

Decir que un hijo único siempre está solo es como decir que entre hermanos únicamente hay celos y peleas.

He conocido a otros hijos únicos que hubieran querido tener hermanos. He conocido a personas con hermanos que hubieran preferido no tenerlos.

 

Egoísmo e individualismo

Otro de los grandes mitos en torno a los hijos únicos es que somos egoístas e individualistas. Con semejante afirmación no es necesario educar ni transmitir valores. Con tener un par de hijos más todo solucionado.

En más de una ocasión me han dicho, como si se tratara de un halago, que no parezco hija única porque no soy egoísta. A lo mejor es que ser hijo único no contagia el virus del egoísmo sino que depende de la formación que hayas recibido (tú y los posibles hermanos).

¿Y el individualismo? Cuando el vecino del segundo, que tiene ocho hermanos, no quiere participar en una derrama comunitaria para arreglar las humedades del vecino del sótano, ¿no es individualista y egoísta? Pero si tiene ocho hermanos. ¿Cómo puede ser?

La opción de tener sólo un hijo

Lotener un hijo único hijos únicos ser hijo único niño jugando solo soledad individualismo egoísmoLos padres de hijos únicos también tenemos que enfrentarnos a tópicos como los de ser sobrepotectores y exigentes. Padres desequilibrados emocionalmente con hijos que crecerán mimados y aislados. Para evitarlo hacen falta los hermanos.

Como hija única, víctima de los males de mi condición, tendría que estar deseando crear una familia numerosa para evitar sufrimientos a mi primogénito.

La realidad es que actualmente en España en torno al 30% de las parejas tienen un solo hijo. Algo condicionado por la edad media (31 años) en la que se tiene el primer hijo y las dificultades para conciliar y conseguir la estabilidad laboral y económica.

Aún así socialmente el modelo de familia ideal es la que tiene dos hijos, preferiblemente de diferente sexo. Mi hijo tiene ahora año y medio y la pregunta de “¿Para cuándo el segundo?” se me ha hecho ya varias veces.

Se da por hecho que cuando una pareja decide tener un solo hijo es porque tienen problemas económicos o dificultades de fertilidad. Cuesta aceptar que no se quieran tener más hijos.

Declarar que no deseas tener más hijos y escuchar ese “pobrecito tu hijo que va a estar solo”. De nuevo la negatividad de la soledad. Y, por supuesto, como padres estamos siendo egoístas negándole a nuestro hijo la compañía de un igual.

No voy a justificarme diciendo que no puedo tener más hijos. No tengo más hijos porque no quiero. Algo tan legítimo como tener cinco.

Cuando era más joven no quería tener hijos.

Pasaron los años y deseé tener un bebé. Me quedé embarazada, nació mi hijo y me cambió la vida. Ser madre es lo más maravilloso y grande que he hecho y haré. Pero no deseo repetir.

Los hijos únicos no son raros y los padres con hijos únicos no siempre tienen “problemas” para ampliar la familia. Las relaciones fraternales no son maravillosas. No existe el modelo de familia perfecto.

Criar a un hijo único

He leído varios artículos que dan “consejos” y pautas para criar a un hijo único evitando los males de no tener hermanos. Todos ellos lanzan un mensaje condescendiente, estilo “no te preocupes si no tienes más hijos, que por supuesto será porque no puedes. Con estas recomendaciones tu hijo será tan normal como los que tienen hermanos”.

¿Criar y educar a un hijo de forma diferente sólo porque sea hijo único? No pensaba que guiar a los niños en su evolución hacia la vida adulta, acompañándolos en su formación, dependiera del número de personas que están en el hogar.

¿A partir de qué número de hijos el manual de instrucciones cambia? ¿Dos, tres, cinco?

Ningún niño es igual a otro y entiendo que los padres que tienen más de un hijo se adaptan a la personalidad y necesidades de cada uno.

Mi hijo se relaciona con otras personas, niños y adultos, juega solo y en compañía, irá a la escuela, crecerá y establecerá su propia vida igual que todos. Si yo necesito un manual para hacerlo correctamente, entonces lo necesitan todos los padres. Por favor, que nos digan dónde se compra, seguro que es un best seller.

¿Eres hijo único? ¿Echaste en falta tener hermanos? ¿Ha condicionado tu vida ser hijo único? ¿Has decidido tener un solo hijo?


Si quieres estar al día de las últimas publicaciones no olvides suscribirte.

26 comentarios sobre “Tener un hijo único

  1. Me ha encantado.
    No soy hija única (somos 4 hermanas) y tengo dos peques, así que tampoco tengo hija única. Pero 100% de acuerdo en esa manía de etiquetar de “egoístas y solitarios” a los hijos únicos y “generosos y acompañados” los que tienen hermanos. Son eso, etiquetas, necesidad humana de clasificar, aunque nos equivoquemos.
    Feliz día y felices hijos únicos 😄

    1. Gracias Marina. Esa manía por etiquetarlo todo ¿verdad? Las personas no somos una sola cosa. Cuando me presento no digo “Hola, soy Ángela y soy hija única” porque eso es sólo una circunstancia más de mi vida. Un abrazo.

  2. ¡Me ha gustado mucho! Tienes más razón que una santa. Y te lo dice uno que tiene tres hermanos. No tiene nada que ver tener muchos, pocos o ninguno más. No se puede generalizar de manera tan absurda. Tener uno es una opción tan válida y maravillosa como tener más de uno, o como no tener hijos. 😉

  3. Aplausos. Una gran ovación es lo que me nace tras leer tu post.
    Yo no soy hija única, pero la relación con mis hermanos hace que lo parezca…
    Nosotros hemos tomado esa decisión, de tener una única hija y casi todo el mundo te lo cuestiona.
    “Ya cambiaras de opinión “. “Que pena, no?” “Pero si es fantástico tener más” ”
    Me encanta que lo hablas desde la propia experiencia!!!

    Gran post!!!!

    1. Los comentarios siempre se dan, ya sea porque vas a tener un solo hijo o cinco. El caso es cuestionar. Sí es cierto que los prejuicios respecto a los hijos únicos siguen estando muy generalizados, pero a fin de cuentas la decisión es nuestra. Un abrazo.

  4. Mi hermana nació cuando yo tenia 6 años.y no nos hemos llevado bien hasta que las 2 fuimos ya “adultas”. Y ojo que la quiero muchisimo y no la cambio por nada. Pero no recuerdo mi infancia mas feliz por tenerla, al contrario.ella es guapisima lista extrovertida y yo… Pues todo lo contrario, asi que siempre nos estaban comparando… a lo que me refiero es a que no siempre es “lo mejor” para educar a un niño que no sea hijo único.
    Un abrazo. Me ha encantado!

    1. Algo que leí hace un tiempo es que se puede considerar hijo único también a quien tiene un primer hermano siendo mayor de 6-7 años y eso influye en la relación posterior. Personalmente, y más aún conociendo testimonios de otras personas, creo que las relaciones fraternales están idealizadas y no se habla de cuando son complicadas o, incluso, inexistentes. Algo habitual es lo que cuentas, la comparación entre hermanos, algo que me parece nefasto. Un abrazo.

  5. Totalmente de acuerdo. Yo soy la mayor de tres, y me gusta ser una familia grande. Pero tener un hijo único no es un drama. Pero parece que la norma social actual es tener dos. Los nuestros se llevan cuatro años, y cuando tenía dos mucha gente ya nos presionaba para tener otro.
    Un abrazo!

    1. Por supuesto, cuando en una familia numerosa la relación entre hermanos es buena debe ser muy bonito. Pero sí es verdad que parece que si no tienes dos, además, “la parejita” es negativo. Poco a poco irá cambiando, a la fuerza, ya que cada vez son más las parejas que tienen un solo hijo. Un abrazo.

  6. Eloy será hijo único y ya desde antes de nacer, cuando estaba embarazada, me preguntaban si tendría un segundo hijo a lo que yo contestaba que primero naciera el primero y luego ya veríamos. Por razones económicas y de infertilidad no vamos a tener el segundo. Cuando conocí a mi chico él quería muchos hijos, supongo que con los tratamientos se le quitaron las ganas de más. Él tiene 4 hermanos más y su familia es muy numerosa. Mi madre es hija única y no pasa nada. Nosotros no tendremos más hijos y Eloy te aseguro que para nada es egoísta, de hecho, nos sorprende lo que comparte las cosas con otros niños. Les deja sus juguetes o con lo que esté jugando. El ser egoísta o no, no depende del niño, yo creo que depende más de la educación y los valores que le demos. Yo tengo un hermano pero parece que soy hija única porque apenas hablamos ni nos vemos…

    1. Exacto. Como comentaba en el post, parece que el egoísmo es una especie de virus que se contrae si no tienes hermanos 😀 Es una cuestión de educación. Puedes tener un solo hijo que sea generoso y sociable o tener cuatro egoístas de tomo y lomo. El problema es, como en muchos aspectos de la maternidad/paternidad, la presión externa que, a veces, incluso lleva a tomar decisiones influenciadas por ello. Tener hijos, no tenerlos o cuántos es algo que sólo atañe a los padres. Un abrazo.

  7. Comparto tu opinión en este artículo sobre hijos únicos. A pesar de tener 3 hijos y ya mayores, cabe mencionar, que en muchísimas situaciones, les he tenido que tratar como hijo único, puesto que no hay dos iguales. Así que no creo que sea patrimonio de individualidad o pluralidad familiar, el egoismo, la soledad, tristeza así como la bondad, la alegría o la empatía, por poner algún ejempmo. Cuantas mas opiniones escuchemos, más aprenderemos. Gracias.

    1. Exacto! No me cabe en la cabeza que a todos los hijos se les trate del mismo modo porque son individuos, con sus peculiaridades, personalidad y necesidades. La educación y el inculcar valores es algo personalizado, si no pienso que acaba fracasando. Muchas gracias por pasar y comentar. Un abrazo.

  8. Hola, yo creo que quien tiene la suerte de contar con una familia tradicional bien avenida tiene un tesoro. Igual que quien tiene un buen grupo de amigos. Igual que quien tiene buena salud… sin embargo creo que determinados conceptos están sobrevalorados… Mi hija mayor fue única hasta los 11 años y no se me ocurrió criarla de manera diferente o exigirle menos cuando me divorcié de su padre, y es una niña magnífica. Mi madre tiene 4 hermanos y no se hablan entre ellos por temas económicos. Mi padre sin embargo tiene una familia mejor avenida y es un gusto saber que están ahí, pero también hay sombras entre algunos. Yo sólo tengo un hermano con el que siempre me llevé muy bien, convivimos juntos fuera de casa en la Universidad y al que quiero mucho sin que lo sepa… un buen día dejó de hablarme, no quiere saber nada de mis hijas, no conoce ni siquiera a la pequeña… la persona que entró su vida tuvo que ver y mi madre en lugar de ayudar, terminó por dividirnos más aún. Así que… a veces lo “normal” está sobrevalorado y lo que importa es lo que construye cada uno en su interior y en su “familia” nuclear, sean 1, 2 o 50.
    Y hay otra cosa, esas familias en las que todo parece “normal”, por no decir, ideal y resulta que a la hora de la verdad sólo hacen una cosa: callar. Como me dijo alguien una vez “los trapos sucios se lavan en casa”. Yo prefiero una familia “anormal”, ya sea grande o pequeña, pero sin trapos sucios. ¡Muaca!

    1. Lo que está claro es que no existe un modelo de familia ideal ni perfecto. Si tienes hermanos y la relación es buena, por supuesto que será fantástico y no les cambiarías por nada. Pero puede ocurrir lo contrario, que sean un “castigo”, que la vida se complique precisamente por su presencia. Es como todo, si las relaciones son buenas, sanas y enriquecedoras aportarán a nuestra vida, pero tener un hermano no garantiza esto. Un abrazo.

  9. Yo fui hija única y no tuve nunca la sensación de que me faltara algo, hasta ahora que sí que me gustaría tener un hermano o hermana… Pero son cosas de la vida, y es tontería etiquetar, todo va en el carácter de cada uno.

    1. Claro. Conozco a más de una persona, hijos únicos, que en su vida adulta, incluso en la niñez, hubieran querido tener hermanos pero no porque sea “mejor” que no tenerlos sino por la propia vida o necesidades. Yo nunca he tenido ese sentimiento. Quizás mi hijo lo tenga y en un futuro me lo diga pero hoy por hoy esa decisión es sólo nuestra. Un abrazo.

  10. Mi marido es hijo único y la verdad es que disfruto mucho a sus papás y ellos de él. Tener hermanos también tiene desventajas. Yo estoy segurísima que el rubio será feliz con un hermano sorpresa o siendo el único bebé. Un besito.

    1. Esperemos que no haya “sorpresa” 😀 Todo tiene su lado negativo pero no necesariamente es algo grave ni que vaya a causar problemas. Lo único es intentar que nuestra familia sea feliz, ya sea con un solo hijo o con varios. Un besito.

  11. Me encanta!! Chapeau!!
    Yo tengo muchísimas dudas de si darle un herman@ a mi hija y es xq me han metido en la cabeza que un hijo único es un egoísta y triste.
    Mi marido es hijo único y él quería hermanos xq creía q tener hermanos era todo maravilloso, ya le he explicado yo q como hermana de 3 no es oro todo lo q reluce.
    Me ha ayudado mucho tu post a no sentirme mal si decido q no quiero más.
    Gracias!!!

    1. Hola. Gracias a ti por tu comentario. Tal vez porque mis padres tuvieron muy presente el criarme para ser independiente nunca eché en falta tener hermanos. Aún así tuve que justificarme durante toda mi infancia ya que socialmente existían, y existen, numerosos prejuicios y clichés en torno a los hijos únicos. Decidas lo que decidas, que sea conociendo la realidad, los pros y los contras, tanto de tener más hijos como de no tenerlos. Un abrazo.

  12. Me encantó!! yo fuí (o soy aun?) hija única y me gustaba serlo, nunca me sentí sola, admito si que era un poquito egoísta, no me gustaba compartir mis cosas porque era la única niña en mi familia y la menor. a veces pienso que una familia mas grande debe ser divertido pero luego veo tantas familias que pelean y se llevan mal y se me pasa. Y también creo que cuando decida ser mamá mi hij@ será hijo único :3

    1. Hola! Como decía en el post no existe el modelo de familia perfecto. Las relaciones entre hermanos no siempre son buenas y eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de tener más de un hijo. Que no sea por esa idea de que van a estar unidos y cuidarse en el futuro ya que no necesariamente ha de ser así. Gracias por comentar. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Ángela Jiménez como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales solicitados es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. El hecho de no introducir los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia no poder atender tu solicitud. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de WordPress (operador de web). Ver la Política de privacidad de WordPress. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mamalanuguita@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi Política de Privacidad y Política de Cookies.