Maternidad·Reflexiones

Primer año del blog. Así ha cambiado mi vida en un año.

así ha cambiado mi vida en un año primer año del blog banner

Primer año del blog

Hace un año decidí compartir mi experiencia como madre primeriza e iniciar este blog.

Hace un año escribí un post sobre la cómo cambia la vida tras maternidad. Me encontraba inmersa en un duro puerperio psicológico. Releo esa primera entrada y me veo inocente, intentando auto convencerme de que los cambios eran temporales, de rutinas y horarios, y que, poco a poco, la vida volvería a ser muy parecida a la de antes pero con el maravilloso extra de tener a mi bebé.

Ha pasado un año, han pasado muchas cosas. Los cambios van más allá de adquirir la habilidad para cambiar pañales a oscuras y con una sola mano.

Mi vida no es la misma. Yo no soy la misma.

Antes de la maternidad mi vida era bastante sencilla. Trabajo, casa, deporte, actividades tranquilas. Horarios definidos y una rutina. Hacía mucho que las salidas nocturnas y los grandes planes habían quedado atrás. Cuando decidimos ser padres, la búsqueda, que se prolongó más de año y medio, trastocó un poco ese orden por las citas médicas, la preocupación, el no saber, las dudas y miedos.

Hasta que no tuve a mi hijo entre mis brazos, tan pequeño y precioso, no imaginaba hasta que punto cambiarían las cosas.

así ha cambiado mi vida en un año primer año del blog 1

Era de esas mujeres que piensan que ellas SÍ van a poder conciliar, que volverán al trabajo tras la baja de maternidad y que todo tendrá un orden y un esquema. ¡Ja! Pronto supe que 16 semanas eran nada y que, aunque juntara el mes de vacaciones y el permiso de lactancia, no iba a ser capaz de separarme de él tan pronto.

Así comenzaron mis desvelos haciendo cálculos, reduciendo horas a la jornada, iniciando un banco de leche, sufriendo porque la idea de alejarme de mi hijo se me hacía casi insoportable. He pasado muchas noches sin dormir, no por llantos o tomas, sino porque mi mente no dejaba de dar vueltas intentando encontrar una solución.

Inicié una excedencia de cuatro meses. Tras ellos otros cuatro meses más. Ocho meses dedicada a la maternidad a tiempo completo, trabajando más que nunca, cansada, en muchos momentos superada, pero llena de amor.

No sabía qué es el amor. Ahora lo se porque ahora soy madre.

así ha cambiado mi vida en un año primer año del blog 2

Cuando la realidad y las obligaciones se han impuesto, cuando he querido debido regresar al mundo laboral, es cuando me he dado de bruces con la gran mentira de eso que llamamos conciliación. Y es justo en este momento cuando más conciencia he tomado de cómo he cambiado y cómo ser madre lo cambia todo.

Quizás me he vuelto más egoísta o quizás es que ahora se lo que de verdad me importa.

No soy la que era, mis prioridades han dado un giro completo. A veces me pregunto si he perdido la capacidad de empatizar porque me descubro indiferente ante ciertas situaciones pero realmente pienso que he alcanzado la madurez suficiente para dar la importancia justa a los problemas y a involucrarme cuando puedo ofrecer pero sin por ello renunciar a mis necesidades.

La maternidad me ha regalado la oportunidad de volver a asombrarme ante lo cotidiano, mirando el mundo a través de los ojos de mi hijo. Me ha abierto un futuro lleno de oportunidades en lugar del “así son las cosas” que tanto escuchamos y que acaba por matar los sueños y las ilusiones.

Este blog es una ventana a mi vida pero también una puerta hacia todo lo nuevo y maravilloso que existe, a pesar de que algunos se empeñen en hacernos creer que el mundo se está derrumbando.

así ha cambiado mi vida en un año primer año del blog 3

Este blog es parte de mi. Gracias por formar parte de él.


Si quieres estar al día de las últimas publicaciones no olvides suscribirte.

6 comentarios sobre “Primer año del blog. Así ha cambiado mi vida en un año.

  1. ¡Hola! Qué suerte que desde el principio hayas sido una madre presente y comprometida en la crianza de tu bebé. Por duro que sea el proceso de separación por la incorporación al trabajo, los meses que has estado con él 24 horas quedarán ahí para siempre. Los dos sois muy afortunados de teneros el uno al otro. Abracitos.

    1. Gracias bonita. La verdad que el proceso de retorno al mundo laboral está siendo más complejo de lo esperado ya que aún no me he reincorporado (y quizás no pueda hacerlo), precisamente por esa mentira que llaman conciliación. Un abrazo.

  2. Entonces Feliz cumpleaños al bebé, a tu maternidad y al blog!!!
    Yo planeé quedarme dos años a dedicación exclusiva del bebe, pero cuando regresé al trabajo no pude con los horarios, solo llegaba para llevarlo a casa y dormirlo, no pude y me tocó renunciar!!! Como te decía antes, aún estamos lejos del debate! Abrazos y felicidades nuevamente!

  3. ¡hola! yo también estoy de aniversario de blog, y de mi peque, aunque ella ya tiene 3 años! y sí, lo de la conciliación es una milonga que todas nos creemos hasta que la vivimos… y digo todas porque solemos ser nosotras las que renunciamos.. la buena noticia es que, al menos en mi caso, me merece 100% la pena renunciar a mi carrera por mi hija, y no me siento culpable.. pero sé que otras madres no lo ven así, y sin embargo, tienen que fastidiarse..
    bueno, volviendo al aniversario, felicidades y a seguir! 🙂

    1. Muchas gracias! Tenemos mucho que avanzar en lo relativo a la conciliación porque, hoy por hoy, parece que sólo tenemos la opción de la “renuncia”: renunciar a nuestra carrera profesional o renunciar a disfrutar de nuestros hijos. Un besito y feliz aniversario también para ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Ángela Jiménez como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales solicitados es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. El hecho de no introducir los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia no poder atender tu solicitud. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de WordPress (operador de web). Ver la Política de privacidad de WordPress. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mamalanuguita@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi Política de Privacidad y Política de Cookies.