Posparto·Productos·Salud

Pomada Traumeel para la Tenosinovitis de Quervain

Al poco tiempo de dar a luz comencé a sufrir dolores muy intensos en las manos y muñecas. El diagnóstico fue Tenosinovitis de Quervain

Tras varios tratamientos de Fisioterapia y medidas paliativas del dolor fui derivada a cirugía de la mano. En ese tiempo sufrí un episodio que dejó mi mano derecha totalmente invalidada.

En ese momento de impotencia busqué información de posibles tratamientos que fueran compatibles con la lactancia y que me proporcionaran al menos un alivio sintomático.

Es cierto que la mayoría de antiinflamatorios no pueden emplearse en estos casos pero existen alternativas.

¿Por qué una mujer tiene que abandonar la lactancia si quiere dejar de sufrir dolor por una tendinitis o una lesión? ¿Es necesario sufrir dolores si no está dispuesta a dejar de dar el pecho a su bebé?

Pomada Traumeel

Traumeel es un medicamento homeopático.

No voy a entrar en el debate de si la homeopatía es o no una pseudociencia. El hecho es que a las 24h de comenzar a utilizar esta pomada pude recuperar movilidad en mi mano y que tras dos meses de uso diario el dolor remitió mucho.

En la página web de la marca podéis leer la ficha técnica

No puedo decir que el problema haya desaparecido porque los dolores persisten y hay ciertos movimientos que debo evitar pero sí que se ha mejorado mucho. Ha influido el crecimiento del peque, que se sostiene sin ayuda, gatea y toma impulso cuando le alzo. Todo ello implica una menor sobrecarga de los tendones.

Si sufrís dolores articulares, tendinitis o inflamación posparto, amamantáis y os dicen que sólo os queda aguantar, no os conforméis. Insistir a vuestro médico, pedirle que investigue, que busque algo compatible con la lactancia y que os ayude.

Creo que cuando se deje de pensar que ser madre lactante es sinónimo de sufrimiento se normalizará y disfrutará sin tantos miedos y obstáculos.

4 comentarios sobre “Pomada Traumeel para la Tenosinovitis de Quervain

  1. Que bien me habría venido este post hace un año… estuve meses con dolor y hormigueo en las manos, me daba miedo perder fuerza y que se me cayera el peque de los brazos… por suerte nunca pasó…

    Me alegra que hayas conseguido descubrir algo que te alivie, espero que mejores pronto <3

    1. Es mucho más frecuente de lo que pensaba. Hablando con otras madres somos muchas las que hemos pasado dolores articulares, especialmente en los primeros meses. El problema es que asumimos que es así, que tener hijos implica sufrir y que tenemos que aguantar. Personalmente he tenido momentos de tener que dejar a mi bebé en el suelo porque veía que se me iba a caer y es una sensación ufffff…

  2. Yo he escrito sobre eso varios posts, porque lo sufrí mucho, pero decirte que las infiltraciones SI son compatibles con la lactancia y la operación también 🙂 personalmente las cremas, homeopatía y todo eso no me sirvieron de nada más que para malgastar dinero y tiempo sufriendo…

    1. Me temo que aún hay profesionales de la medicina que, quizás por no reciclar conocimientos o para evitar algún problema que pudiera repercutirles, prefieren decir que con la lactancia NO pueden darte un tratamiento. Eso puede tener dos consecuencias: seguir padeciendo dolores o abandonar la lactancia. Se que la solución a largo plazo de este problema puede ser la cirugía pero realmente los cuidados paliativos y el uso de la pomada me están permitiendo vivir sin tanto sufrimiento e invalidez. ¿Finalmente te operaste? ¿Qué tal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Ángela Jiménez como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales solicitados es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. El hecho de no introducir los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia no poder atender tu solicitud. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de WordPress (operador de web). Ver la Política de privacidad de WordPress. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mamalanuguita@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi Política de Privacidad y Política de Cookies.