Porteo

Cómo elegir un portabebés ergonómico

como elegir un portabebés ergonómico banner

Un buen portabebés ergonómico proporciona todos los beneficios de portear a tu bebé.

Qué NO es un portabebés ergonómico

qué no es un portabebés ergonómico imagen mochila colgona

Esta imagen es un claro ejemplo de lo que NO es un portabebés ergonómico.

Este tipo de mochilas se llaman colgonas. El nombre describe perfectamente cómo va el bebé: colgando.

El cuerpo de las mochilas colgonas suele ser estrecho y, a menudo, rígido. La espalda del bebé se ve forzada a permanecer recta, las piernas cuelgan y el peso recae sobre los genitales.

Los recién nacidos adoptan una postura natural curvando la espalda y flexionando las piernas. Las mochilas colgonas no respetan su fisiología.

¿Por qué se venden portabebés no ergonómicos?

¿Por qué se venden alimentos procesados, tabaco o alcohol? Generalmente por presión de las grandes marcas e intereses económicos. Apoyado por el desconocimiento y falta de información de los consumidores.

Los responsables de marketing presentan la imagen de padres, madres y bebés sonrientes porteando con mochilas colgonas incómodas para ambos.

Seguro que habéis visto más de una mochila no ergonómica por la calle. Los bebés no suelen quejarse si están cerquita de mamá o papá a pesar de que la postura no sea la mejor para ellos.

La responsabilidad de elegir un portabebés seguro y beneficioso es nuestra. Por eso es tan importante asesorarse con profesionales del porteo.

Qué es un portabebés ergonómico

mochila ergonómica diferencias posición ranita

Un portabebés ergonómico es el que permite portear al bebé en posición de ranita.

La espalda mantiene su curvatura natural en forma de C. Las piernas deben ir siempre en posición de M. Las rodillas ligeramente más elevadas que el culete, el cual se apoya sobre un “asiento” que forma la tela del fular o la mochila y que llega de una corva a otra.

El bebé no debe ir mirando hacia el exterior. Si apoya su espalda sobre nuestro pecho y vientre la postura será forzada, sin respetar la curvatura. Además estará expuesto a demasiados estímulos externos.

A medida que el niño crece y quiere mirar más lo que le rodea podemos portear a la cadera y a la espalda.

 

Criterios para elegir un portabebés ergonómico

como elegir un portabebés ergonómico tipos de portabebés

  1. La edad del bebé. Existen portabebés más indicados que otros para un recién nacido y otros para niños mayores. El fular elástico es ideal para los primeros meses aunque cuando el bebé supera los 8-10kg pierde funcionalidad.
  2. Quiénes van a portear al bebé. Tener en cuenta si sólo va a portear la madre, si se va a turnar con el padre o, incluso, los abuelos. El pouch, por ejemplo, se vende por tallas. No obstante la mayoría de portabebés se adaptan a distintas complexiones.
  3. Qué uso se le va a dar. Hay familias que utilizan el portabebés de forma puntual en viajes o actividades. Otras portean al bebé a diario, en casa y en la calle. Así, una mochila es más rápida de colocar que un fular tejido.
  4. Comparar tipos, modelos y diseños. El momento más divertido y también el más complicado. Hay muchos tipos de portabebés ergonómicos. Fular, mei tai, bandolera, poucho, mochila. Portabebés evolutivos, impermeables, forrados, de algodón, con capucha, ligeros, para el frío, para bañarnos con el bebé…

Si quieres portear a tu bebé, asistir a un taller o curso es muy recomendable para conocer y probar diferentes tipos de portabebés.

¿Conocías las diferentes características de un portabebés ergonómico? ¿Qué tipo(s) utilizas?

5 comentarios sobre “Cómo elegir un portabebés ergonómico

  1. Qué buen post!!!para haberlo sabido antes 😰
    Voy a ver si me hago con un mei tai,aunque mi marido ya dice que tenemos la mochila y no me va a dejar cogerle pero bueno…esq la mochila no le gusta al peque!🙆
    Ya veremos a ver q pasa…
    Pero suuuuper interesante este post,suuuper bien explicado y detallado😘

    1. Muchas gracias por leerme guapísima! Me alegra que te haya sido útil la información 🙂 Anímate con el mei tai, es muy cómodo y ligero, una vez que practicas cómo ponerlo dos o tres veces se hace en un momento y es un portabebés que dura hasta que el niño tiene un par de años. Besos!

  2. Yo usé un fular elástico hasta menos de los 9 kilos porque ya me tiraba mucho de la espalda. Compré un fular tejido para seguir y, finalmente, cuando vi que necesitaba algo que fuese rápido y fácil de colocar (el fular con tantos metros hay que reconocer que cómodo no es jajaja) porque Antek ya andaba y existía la posibilidad de que quisiese salir a cada dos por tres compré una mochila. Lo compré todo de segunda mano no solo por el precio sino que me dijeron que de segunda mano estaban bien porque no estaban ya tan tensos, sino blanditos, y por lo tanto se iban a ajustar mejor a su cuerpo. Aunque el fular tejido me dijeron que había sido usado dos veces y creo que era cierto, no estaba nada estirado jajaja.

    1. A mi el fular tejido me llamaba pero, como dices, el estar colocando los nudos y metros de tela cada vez que quieres ponerlo me echó para atrás. El mei tai me resulta mucho más práctico. También lo compré de segunda mano y se nota que está “domado”. Con el elástico, en cambio, tuve que darle uso durante varios días para que estuviera menos tenso ya que lo compré nuevo.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Ángela Jiménez como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales solicitados es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. El hecho de no introducir los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia no poder atender tu solicitud. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de WordPress (operador de web). Ver la Política de privacidad de WordPress. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mamalanuguita@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi Política de Privacidad y Política de Cookies.