Maternidad·Reflexiones

La vida cambia con la maternidad

la vida cambia maternidad banner

La vida cambia cuando eres madre.

Todo el mundo te lo repite durante los nueve meses de embarazo.  “Aprovecha ahora que luego todo será distinto” “Un hijo lo cambia todo” “Ya no vas a hacer lo que quieras sino lo que él te deje”…

La vida cambia cuando vas con tu barriga de embarazada a cuestas y parece que deberías ir despidiéndote de lo bueno de la vida.

Entonces, ¿por qué tenemos hijos?

Al llegar a casa con tu bebé recién nacido la vida, tal como era antes, se pone patas arriba.

La vida cambia porque has de conocer, entender y atender a tiempo completo a esa personita diminuta.

Tu hijo te reclama constantemente porque le asalta el hambre, una sensación que hasta entonces no conocía, y aunque su estómago es canijo y debería llenarse enseguida, tarda 50 minutos en soltar la teta.

La vida cambia porque tú cambias

La maternidad nos transforma. Recién paridas, agotadas y abrumadas, intentamos mantener la calma ante los lloros desconsolados.

Los primeros meses de vida de los bebés nos cambian para siempre.

Un futuro en el que hacer otra cosa más allá de dar el pecho y cambiar pañales en modo zombie parece una utopía. No recuerdas cómo era tu vida antes de aquello y si la rememoras se torna idílica.

Te desesperas cada vez que llora algo que hace todo el día, o es lo que a ti te parece.

La vida cambia… para mejor

Un día te darás cuenta de que aunque la vida nunca volverá a ser como antes realmente el cambio no ha sido tan dramático.

Lo cierto es que no querrás que las cosas sean como antes sino como son ahora.

No imaginas despertar un día y no ver su rostro, sus sonrisas (y escuchar sus llantos)

La vida cambia con la maternidad. Cambia para mejor.


Si quieres estar al día de las últimas publicaciones no olvides suscribirte.

7 comentarios sobre “La vida cambia con la maternidad

  1. Qué bonito lo que dices en esa entrada es tal cual… Tan difícil los primeros meses pero no quiero volver atrás me quedó con este caos que ha inundado mi vida de amor verdadero. Al final volvemos a encontrar nuestro equilibrio siendo 3,4 o los que seamos

  2. Totalmente de acuerdo!! Cada vez que tengo un bebé digo ni uno más i el próximo en cinco o seis años y luego me como mis palabras porque cambio de opinión jajajaja el postparto es difícil y más por las hormonas que parece que me encanta discutir y llorar jejeje pero se va pasando. Lo más importante es descanssr y poder contar con un poquito de ayuda.

    A disfrutar del bebé! Que luego se hecha de menos 🙂

    Por cierto tengo un sorteo de bebés por si te interesa, un beso!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los datos de carácter personal que proporciones rellenando este formulario serán tratados por Ángela Jiménez como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales solicitados es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través de tu consentimiento. El hecho de no introducir los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia no poder atender tu solicitud. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de WordPress (operador de web). Ver la Política de privacidad de WordPress. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mamalanuguita@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi Política de Privacidad y Política de Cookies.