Maternidad·Reflexiones

Lo único constante es el cambio

Tras algo más de un mes ya estamos de vuelta. Durante este tiempo hemos disfrutado de unas merecidas vacaciones lejos de casa, junto al mar, respirando aire limpio (que buena falta nos hace a los residentes en Madrid), paseando por la playa, comiendo sano (con algún heladito de por medio) y también reflexionando y tomando algunas decisiones importantes.

Mi situación familiar y personal ha cambiado desde que me convertí en madre. Mis objetivos, prioridades y necesidades se han transformado. Lo que antes me estresaba y agobiaba ahora incluso llega a darme lo mismo y esos cambios me han llevado al punto en el que hoy me encuentro. Un momento de cambio en el que necesito reordenar varios aspectos de mi vida y buscar nuevos horizontes e ilusiones.

No quiero adelantar acontecimientos ya que, por ahora, todo son ideas, proyectos y planes pero tengo la intuición de que mi vida va a seguir evolucionando, no se muy bien hacia dónde ni cómo pero sí que estoy en un nuevo camino más amplio que el que he recorrido hasta ahora.

Por el momento me pondré las pilas posteando y publicando todo lo que he guardado en la cabeza durante este mes. Porque vacaciones y descanso ya no forman parte de la misma ecuación cuando hay hijos y los únicos momentos para una misma a veces se dan de madrugada en una terraza con vistas al mar.

12 comentarios sobre “Lo único constante es el cambio

  1. Hay veces que lo que mejor funciona es “no hacer” demasiado porque la vida se ordena sola trayendo cosas maravillosas. Me ha pasado y no puedo creer que “soltando” haya recibido tanto. Un beso 🙂 de otra mamá en la red.

  2. No hay que dejar de planear y marcarse objetivos, siempre teniendo en cuenta los tiempos y que como dices ahora tenemos a los peques. Me alegra ver esa motivación y esa fuerza. Un beso!

    1. Muchas gracias por tus palabras y ánimos. A veces pienso si no tengo demasiados pájaros en la cabeza pero creo que ha llegado el momento de cambiar algunos aspectos de mi vida con los que ya no soy feliz. Un abrazo.

  3. Completamente de acuerdo con “vacaciones y descanso ya no forman parte de la misma ecuación cuando hay hijos”…

    Mi vida ha dado tantos giros y cambios desde que me convertí en madre… que esto de gestionar el cambio y tener resiliencia ya me va saliendo cada vez mejor, jajaja!

    1. Lo de la maternidad es lo que cambia todo, empezando por la forma de ver las cosas. Pienso que por eso gran parte de las mujeres (los hombres lo suelen experimentar en menor medida) nos replanteamos muchas cosas a partir del instante en el que tenemos a nuestro bebé en brazos.

Deja un comentario